Redes privadas virtuales

Una red privada es una tecnología de red de computadoras, que permite una extensión de forma segura de esta en un área local. Permitiendo de esta manera que la computadora que se encuentre conectada en la red sea capaz de recibir y enviar datos sobre otras redes compartidas.

Las redes privadas virtuales se extienden por medio de un proceso de codificación e encriptación, lo cual permite crear una especie de túnel en la red pública que solo podrá ser utilizado por los usuarios que se encuentren conectados a ella.

Establecimiento de Redes Privadas

Las redes privadas virtuales se establece utilizando dispositivos dedicados únicamente a esta tarea. También pueden establecerse a través de software que se muevan por los servidores.

Es importante que los equipos que se utilicen para establecer la red privada o Firewalls, dispongan de un sistema operativo reforzado; es decir que le sean eliminados cualquier función que no sea práctica para el sistema.

Existen casos que incluso el propio fabricante le desmonta a la interface del equipo la función gráfica, con el fin de disminuir las vulnerabilidades y reforzar el sistema. Para protegerlo de cualquier posible intromisión o daño en este.

Algo similar a las redes privadas virtuales son las aplicaciones, ya que están diseñadas para una sola tarea específica. En la cual el fabricante es libre de personalizar el sistema, dejando como resultado un software cerrado; haciendo que sea imposible irrumpir en su sistema.

Características de las redes privadas virtuales

Son múltiples las ventajas que puede ofrecer una red privada, pero la principal ventaja es que, al ser miembro, se le podrán aplicar todas las directrices y los permisos de ordenador. De esta manera el cliente podrá acceder a documentos, base de datos, y cualquier información.

Sin embargo, así las redes privadas tienen ventajas también tienen desventajas, la más notoria es que al tener más clientes se vuelven más los datos que esta debe procesar, ya que se realiza una encriptación de datos los que poco a poco va pesando en el sistema.

Provocando un calentamiento en la mayoría de las conexiones, aumentando a su vez el tráfico de datos, que puede llegar a ocasionar efectos indeseados en cuanto a la numeración del cliente.

Haciendo que la red requiera de cambios en las configuraciones en la aplicación de los programas. Para ingresar a una red privada no se requiere de tanto esfuerzo.

Simplemente el cliente deberá identificarse con un usuario; para que la red sea capaz de verificar la identidad del cliente y evitar la entrada o intromisión de usuarios no autorizados.

Los comentarios están cerrados.